En solo un año, los municipios vascos consiguen reducir un 33% sus emisiones de CO2.

Evolucion consumo energetico municipal 01.01.2024

Analizamos los datos de más de 4.300 suministros energéticos, 2.800 edificios y 1.300 cuadros de alumbrado y semáforos correspondientes a 26 municipios vascos.

 4.342 suministros energéticos, 2.849 edificios, 1.329 cuadros de alumbrado y semáforos. Estas son las cifras que recoge y analiza un estudio realizado por Inergy en el ámbito municipal en el País Vasco.

El estudio analiza la evolución del consumo energético municipal en el País Vasco a partir de los datos provenientes de los sistemas SIE de contabilidad y gestión energética de 26 municipios vascos, con una población total de más de un millón de habitantes. El estudio ofrece una visión global del estado energético de los ayuntamientos en el País Vasco en 2023 y analiza su evolución respecto a 2022 en cuanto al consumo, el importe y las emisiones de CO2.

Contención del consumo y del gasto

Según el estudio, en el año 2023 el consumo energético municipal de los 26 ayuntamientos fue de 145 GWh, lo que implica una reducción de más del 3% respecto al año anterior. Esta disminución se notó especialmente en los equipamientos donde la reducción del consumo fue del 4%, mientras que en el alumbrado fue del 3%.

La mayor parte de este consumo durante 2023 se produjo en los equipamientos municipales (73%), mientras que el consumo en los cuadros de alumbrado representó un 27% del total. Si nos fijamos en la distribución del consumo según fuentes energéticas un 56% correspondió a la electricidad, un 37% al gas natural, y el 7% restante fue de otros combustibles.

El gasto ha disminuido un 2% respecto a 2022, lo que ha supuesto un ahorro de 835.884 euros. Este ahorro se ha alcanzado entre otros, gracias a la vuelta progresiva a la normalidad de los precios de la energía durante el segundo semestre de 2023, tras unos meses de precios muy elevados causados, entre otros factores, por la situación geopolítica derivada de la guerra de Ucrania iniciada en febrero de 2022.  Además, las contrataciones de suministros de electricidad y gas de las compras agrupadas de la comunidad para el año 2023 se han caracterizado por unos precios relativamente altos, afectados por la situación geopolítica derivada de la guerra de Ucrania, iniciada en febrero de 2022. El gasto ha disminuido tanto en los equipamientos (1,49%) como en el alumbrado (2,78%) y se ha notado especialmente en el gas que se ha reducido cerca del 14%, mientras que la electricidad lo ha hecho en un 4,5%, y los combustibles en un 8,%.

En cuanto a la distribución por usos, el principal gasto se produjo en los equipamientos municipales con un 65,5%, mientras que en los cuadros de alumbrado fue del 34,5% del total.

Resulta interesante también prestar atención al precio medio de la energía, un indicador que muestra el nivel de adecuación de la contratación energética por parte de un municipio. Así pues el precio medio de la energía en los municipios para el año 2023 fue de 20,3 cts.€/kWh, situándose el de la electricidad por encima de los 25 cts.€/kWh, mientras que el del gas natural fue de 6,3 cts.€/kWh.

Reducción de las emisiones

Los municipios vascos han reducido más de un 33% sus emisiones respecto a 2022. Esto implica que en 2023 los ayuntamientos vascos dejaron de emitir un total de 1.687 toneladas de CO2. Esta reducción se ha notado sobre todo en cuanto a los cuadros de alumbrado.

El consumo medio por ciudadano fue de 326,3 kWh/hab. y el gasto de 82,6 cts.€/hab.

Suscríbete a nuestro newsletter
Volver al blog